¿Qué busca el talento digital de la empresa?

03/06/2019

Nuestro país se ubica entre los más atractivos para el talento digital. Esto dibuja un nuevo escenario que requerirá de nuevas habilidades de liderazgo por parte de los responsables de RRHH. ¿Preparado para dar el salto?

España ocupa la octava posición en el ranking de países más atractivos para el talento digital, según revelaba el informe “Decoding Digital Talent”, de Boston Consulting Group y The Network este mes de mayo. Más de dos terceras partes de la muestra consultada (27.000 expertos en programación, desarrollo web y/o aplicaciones móviles, inteligencia artificial, robótica e ingeniería procedentes de 180 países distintos) estarían dispuestos a mudarse a otro país para desarrollar su carrera, siendo EEUU el más codiciado. El Top10 lo cerrarían: Alemania, Canadá, Australia, Reino Unido, Suiza, Francia, España, Japón e Italia. Otros datos que arroja el estudio es que el 80% posee título universitario y tiene habilidades en áreas de creciente demanda, tales como las formas de trabajo agiles (que atesoran un 18% de ellos) o la Inteligencia Artificial (14%).

Atracción y fidelización del talento digital

talento digital

En plena era de la digitalización, las empresas cada vez necesitan incorporar un talento que se caracteriza por su especialización y por la –de momento- poca competencia. Por un lado, necesitan ofrecer una experiencia al empleado que le atraiga lo suficientemente para poder reclutarlo. Por el otro, deben agudizar su ingenio a la hora de fidelizarlo, más si cabe con ese espíritu nómada que señalábamos antes. En este sentido, vale la pena optar por programas de capacitación o reevaluación para formar a los empleados; con nuevos conocimientos digitales o involucrarles en proyectos transversales, bien en remoto o bien viajando a otros países donde la compañía también tenga presencia, favoreciendo de paso la movilidad internacional.

En la ecuación deberíamos tener en cuenta a los Millennials, esos empleados nacidos entre 1981 y 1993 y que, según numerosos estudios, representarán un 50% de la fuerza laboral mundial en apenas seis años.

¿Qué es lo que motiva a los Millennials que trabajan en el sector tecnológico?

Si ojeamos el estudio “Millennials in Tech”, presentado por ForceManager el pasado diciembre, el 47%  tienen un marcado espíritu emprendedor. También tienen claro cuáles son sus prioridades. De hecho el 60% estaría dispuesto a renunciar a 3.000 euros al año en su retribución por un horario y una jornada laboral que les permita conciliar y organizarse su tiempo de forma más autónoma; sin ataduras y lejos de las inflexibles estructuras corporativas de algunas compañías. Prácticamente la totalidad encuestada dan asimismo mucha importancia al espacio de trabajo. Un entorno que, a tenor del Informe sobre el puesto de trabajo del futuro presentado en 2018 por Fujitsu y la consultora PAC, deberá ser abierto, flexible y colaborativo.

Habilidades requeridas

A la hora de hacer frente a la progresiva digitalización de las empresas y la incorporación de perfiles digitales, las empresas deberán modificar sus procesos, estructuras y formas de relacionarse y comunicarse con sus públicos potenciales, entre los que se hallan sus empleados. Esto dibuja un nuevo escenario en el que toda la plantilla deberá ampliar sus conocimientos, especialmente aquellos en clave tecnológica. No obstante, si hay una función que deberá redoblar esfuerzos en conseguirlo serán los responsables de la Gestión de Personas; a los que Simon Freakley, CEO de AlixPartners, insta a incorporar siete habilidades para lograr tener éxito en el contexto empresarial actual, caracterizado por una especial complejidad, incertidumbre y volatilidad.

Así, Freakley señalaba en un artículo publicado de su puño y letra en el Foro Económico Mundial el pasado mes de mayo siete habilidades clave:

  1. Comunicación. Para Freakley el atributo más importante, ya que, como destaca, “un líder no solo debe establecer la visión estratégica, la meta del equipo y cómo se logrará, sino también desarrollar y articular mensajes claros para que la visión se entienda fácil y claramente”.
  2. Redimensionar el sentido de urgencia; ya que, como señala, “en tiempos de gran disrupción no tomar decisiones rápido puede ser tan destructivo como tomar las equivocadas”.
  3. Colaboración. Y es que, apunta, “el éxito se basa en la capacidad de involucrar a todo el equipo de liderazgo y demás interesados clave en torno a una visión común y objetivos compartidos.
  4. Credibilidad; una habilidad que se nutre, en su opinión, de elementos como un punto de vista pragmático, establecer metas alcanzables o las soft skills.
  5. Valentía; que para Freakley, pasa “por tomar decisiones difíciles, pero también por tener la suficiente audacia y seguridad para mantenerse optimista, siempre”.
  6. Mentalidad estratégica o “ser capaz de ver el panorama general y prever los pasos y plazos necesarios para lograr una meta de manera realista”.
  7. Empatía. Para Freakley, un líder “debe considerar lo que todos los involucrados están pensando y sintiendo, adoptando una actitud comprensiva”.