Profesiones de la gestión de proyectos: Gestor de proyecto informático TIC

¿Qué es un gestor o manager de proyectos informáticos de TIC?

Experto en informática, el gestor de proyectos informáticos (GPI) también puede denominarse gestor de proyectos integradores, gestor de proyectos de aplicaciones, gestor de proyectos o gestor de dominios. Tiene bajo su tutela a varios técnicos que tienen cada uno una función específica en la tramitación de las solicitudes de los distintos clientes.

Como garante del progreso de un proyecto informático, el GPI debe ajustar los desarrollos y necesidades del proyecto si es necesario. También debe tener en cuenta las limitaciones en términos de financiación y plazos. Por lo tanto, debe tener múltiples capacidades que combinen tanto las técnicas como las de gestión.

¿Cuál es su papel?

Dependiendo de un director de sistemas de información o de un director de estudios, el director de proyectos informáticos está al frente de uno o varios departamentos de la empresa.

Acompañado por su equipo, el papel principal del GPI es diseñar e integrar un software específico o una solución informática. Sus tareas son múltiples y abarcan todas las etapas del proyecto, desde el briefing del cliente hasta la aceptación por parte de éste, así como el seguimiento y el mantenimiento.

La persona debe ser capaz de resolver los distintos problemas que puedan perjudicar al proyecto. Debe tener una mente creativa para poder mejorar y sublimar su creación. Le lleva a encontrar ideas innovadoras y estrategias óptimas que sean beneficiosas para la empresa. El gestor de proyectos informáticos está especializado en un determinado lenguaje informático.

Naturaleza del trabajo

Especificaciones del gestor de proyectos informáticos TIC

El gestor de proyecto informático actúa como interfaz entre los diferentes actores, es decir, proveedores, clientes, ingenieros, técnicos, etc. Se reúne con los clientes y define sus necesidades mediante una serie de estudios. A continuación, elabora el pliego de condiciones. Debe estimar el tiempo necesario para completar el proyecto, el presupuesto que se va a asignar y los recursos humanos internos o externos utilizados. Estos diferentes planes son esenciales para el éxito de su misión. Tenga en cuenta que el funcionario puede decidir subcontratar delegando parte o la totalidad del trabajo.

Control del seguimiento del proyecto y los plazos

Como coordinador, su misión es llevar a cabo el diseño y el desarrollo del proyecto informático que se encarga de pilotar. En términos más sencillos, está presente en todas las etapas del proyecto. Desde esta perspectiva, es responsable de la realización del proyecto de la A a la Z y de su éxito o fracaso.

Como gestor, el director de proyectos informáticos debe supervisar un equipo de desarrolladores y trabaja en colaboración con ingenieros de sistemas, consultores técnicos o funcionales, un administrador de bases de datos y un arquitecto técnico. Es él quien establece un calendario de trabajo con la distribución de las tareas. Y ello, velando por que se respete el seguimiento y la coordinación del progreso de las realizaciones. El technical project manager comunica un informe periódico a su cliente y a su superior. Su objetivo: terminar el proyecto a tiempo, dentro del presupuesto y según las expectativas.

De hecho, en determinadas situaciones, las sanciones económicas son imputables al IAPSC (International association of security consultants) si no se ha respetado el plazo de entrega de los productos. Estas penalizaciones suelen ser requeridas por el cliente para impulsar a los equipos de trabajo a aumentar su productividad de forma rápida y eficaz.

Implantación del sistema en las instalaciones del cliente

Una vez finalizado el proyecto, el gestor de proyectos informáticos debe participar en la implantación e integración de las instalaciones o el software en la empresa. Este paso es crucial para garantizar que todo el proyecto se ajuste a las instrucciones de diseño. Si se observan fallos de funcionamiento, la GPI está obligada a realizar las modificaciones y mejoras necesarias. Este control de calidad permite medir si el producto final cumple los requisitos técnicos del pliego de condiciones. Además del control de calidad de las aplicaciones, también debe garantizar su desarrollo y mantenimiento.

¿Cuál es la misión del jefe de proyecto tecnológico?

Sus misiones son variadas, tanto en el sector privado como en el público. El puesto de director de proyectos informáticos está muy solicitado en empresas usuarias como la industria del automóvil, la gran distribución, los bancos, las telecomunicaciones, las administraciones, las grandes empresas, etc. En una empresa de servicios de ingeniería informática o SSII, se le encomienda una misión independiente para una empresa cliente (sistema informático externalizado).

Por regla general, el GPI interviene en la fase de estudio hasta el diseño y la ejecución del proyecto con un equipo de técnicos que le ayudan. Sin embargo, en una estructura de tamaño moderado, puede ser el único encargado del proyecto. Si es así, debe ser versátil para poder dominar todas las etapas.

Qué posición ocupa dentro de la organización

El director de proyectos informáticos desempeña varias funciones clave en las ramas de gestión y ejecución de la empresa de servicios digitales (SDE-servicios digitales externos). En el centro del trabajo, está en contacto directo con los departamentos operativos y técnicos de la empresa en la que trabaja. El GPI se asigna sucesivamente a un departamento funcional: finanzas, comunicación, logística, ventas, etc. En definitiva, puede estar presente en todos los frentes, tanto en la empresa como sobre el terreno, en las instalaciones del cliente o con los distintos proveedores.

Cómo participa en la respuesta a la solicitud de un cliente

Dados sus sólidos conocimientos informáticos, el agente está capacitado para proponer una solución tecnológica de alto nivel. Por ello, es uno de los interesados en participar en la respuesta a una licitación. De antemano, podrá investigar la empresa, comprobar sus frecuencias, motivaciones, modalidades, productos y hábitos en referencia a las licitaciones.

Es obvio que conocer las prácticas de la empresa en el origen de la licitación es indispensable para responder de forma optimizada a sus solicitudes.

This image has an empty alt attribute; its file name is chef-de-projet-informatique.jpg.webp

Habilidades necesarias de un gestor de proyectos tecnológicos

Conocer la técnica

El gestor de proyectos informáticos debe estar familiarizado con la tecnología informática y debe conocer el negocio de la empresa cliente. Debe estar al día de la evolución jurídica y reglamentaria de su sector. Pero lo más importante es que sean capaces de adaptarse a los diferentes contextos a los que se enfrentan, especialmente cuando cambian las personas con las que trabajan y las tareas que tienen que realizar.

Conocer el negocio del cliente

Al tener un vínculo directo con el cliente, el IAPSC debe escuchar al cliente y ser capaz de traducir sus necesidades con mayor facilidad y rapidez, ocupándose de averiguar los ámbitos de intervención del cliente. Puede presentarlos a su dirección o a la empresa de servicios informáticos. Por ello, es necesaria una función empresarial (comercial, financiera, de recursos humanos, de gestión de la producción). Cómo vincular y fidelizar al cliente

Combinar comunicación y método

El gestor de proyectos informáticos está en contacto permanente con su equipo, entrenándolo y motivándolo lo mejor posible. También les ayuda a mejorar mediante cursos de formación especiales. Debe ser diplomático con sus proveedores, cada participante y los clientes. El dominio del inglés suele ser obligatorio. Métodos mixtos en la gestión de proyectos

Tener buenas habilidades interpersonales y de comunicación

Además de los conocimientos técnicos, el jefe de proyecto informático debe poseer las cualidades interpersonales y de coordinación de un buen gestor: capacidad de comunicación, capacidad de organización, sentido comercial, sentido de la responsabilidad, metodología, dinamismo, rigor, gran capacidad de escucha, etc.

Formación para ser director de proyectos de TIC

Esta polifacética profesión no suele ser accesible para los principiantes. Este puesto requiere, por lo general, una licenciatura con 5 años de experiencia en el sector, especialmente en desarrollo, o incluso más, en función de la dificultad o la envergadura del proyecto a pilotar. La contratación en CPI se realiza mediante promoción interna.

La formación en la escuela de ingeniería suele ser la más adecuada. Sin embargo, los titulares de un DUT/BTS (diploma técnico universitario) pueden encontrarse en esta situación después de haber completado sus estudios con una licenciatura o un máster (en ingeniería de software, informática de gestión, informática aplicada, informática de producción o imagen digital) o incluso después de haber entrado en una escuela con una licenciatura.