Gestión del talento y formación en la Nueva Normalidad

05/07/2021

Las empresas se han visto obligadas a modificar su política de gestión del talento y formación en esta Nueva Normalidad.

Según un reciente informe elaborado por Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y CANVAS Estrategias Sostenibles, los dos temas prioritarios que marcan la agenda empresarial del futuro más inmediato son la digitalización y las nuevas formas de trabajo. El estudio pone de manifiesto que la pandemia ha obligado al 87% de las empresas a asumir grandes transformaciones. De estas, un 52% se ha volcado en aspectos como la gestión del talento y la formación. El informe, titulado “Approaching the Future 2021: Tendencias en Reputación y Gestión de Intangibles”, también desvela cómo, para entre el 41% y el 47% de las personas encuestadas, el cambio de rumbo también se ha centrado en elementos como la integración de nuevas metodologías ágiles, la digitalización de procesos de gestión internos, el teletrabajo, la flexibilidad horaria y conciliación, y la salud y bienestar de los empleados.

Formación en la Nueva Normalidad, muy valorado por los empleados

formación en la Nueva Normalidad

En esa gestión del Talento, uno de los elementos que más impacta en el engagement de los empleados son las opciones de formación. Se trata de un tema, además, que el 41% de los encuestados por Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y CANVAS Estrategias Sostenibles, cita como uno de los desafíos clave de esta Nueva Normalidad. Más si cabe cuando el reskilling o reciclaje es la tónica que estos empleados deben adoptar en un entorno laboral incierto y repleto de nuevos desafíos. Así lo pone sobre la mesa el estudio “Decoding Global Talent 2021”, realizado por Boston Consulting Group junto a InfoJobs, y que cifra en un 75% los trabajadores españoles dispuestos a adquirir otras habilidades diferentes a las de su puesto actual.

El estudio no solo destaca cómo ese porcentaje se eleva hasta el 80% entre los empleados de entre 41 y 60 años o sénior, sino que apunta que el 73% de los españoles afirma que ya dedica un tiempo significativo a formarse. Los profesionales más jóvenes, de entre 21 y 30 años, son los que más hincapié hacen en ampliar su bagaje, puesto que 8 de cada 10 indica que se esfuerza en formarse de manera constante.

Desarrollar una cultura del aprendizaje

A la hora de desarrollar una verdadera cultura del aprendizaje en el entorno laboral, los mandos superiores e intermedios deben fomentar una serie de valores, como son favorecer que el aprendizaje de sus colaboradores sea ágil, destinando recursos y tiempo para ello; apostar por el feedback para detectar áreas de mejora en cada uno de ellos; recurrir a la creatividad y a técnicas marquetinianas en la formación para captar el interés de quienes se están formando, e incorporar el aprendizaje en todos los aspectos del trabajo, de manera transversal, algo que requiere que los líderes de la empresa, desde el primero hasta el último, se esfuercen en transmitir el valor del aprendizaje a lo largo de la vida profesional, y que lo hagan por convicción.

Podría interesarte: Atracción del talento en la nueva normalidad

Para llevar a cabo, asimismo, una gestión del talento que motive a sus empleados y les apodere a la hora de tomar las riendas de su desarrollo profesional, la consultora especializada en la gestión, dirección y organización para empresas familiares CEDEC recomienda a las empresas:

  • Comunicar y transmitir la misión y propósito corporativo desde el primer momento
  • Cuidar las entrevistas de selección, momento que debe servir para transmitir de forma clara las actitudes y aptitudes requeridas para el puesto y también los valores y capacidades socio-emocionales que convergen más con la propia organización.
  • Favorecer un ambiente laboral que sume, que sea flexible y fomente el desarrollo de sus equipos y les anime a proponer ideas o sugerencias de mejora.
  • Incorporar herramientas que favorezcan el desarrollo, en el marco de una estrategia de formación multicanal y multiformato para cubrir todos los targets y objetivos.

En una Nueva Normalidad que requiere que tanto los profesionales como los estilos de liderazgo sean capaces de anticipar el cambio y de estar lo mejor preparados para responder a él, parece claro que el inmovilismo no va a llevar a ninguna parte. ¿Cómo se ha adaptado la cultura corporativa de tu empresa a este nuevo escenario?