Selección de talento en remoto

24/08/2020

En un escenario donde el 36% de las compañías prevé aumentar el número de procesos de selección de talento en remoto, herramientas como la inteligencia artificial y los chatbots se tornan imprescindibles. ¿Están las empresas preparadas?

Si de todo lo vivido en los últimos meses podemos extraer alguna lectura positiva esta es, probablemente, que el trabajo en remoto ha probado su valía y su efectividad. Ya no es necesario pasarse largas jornadas laborales en nuestro lugar de trabajo, sino que se ha probado cómo trabajar desde casa (o desde cualquier sitio, como aboga también el Smart Working) nos hace más productivos y felices. Se trata de un escenario en el que lo digital va sumando enteros y nos ha obligado a incorporar nuevas formas de operar, mucho más ágiles y flexibles, en todos aquellos procesos, reuniones, tareas, evaluaciones de desempeño, formaciones… realizados en las últimas semanas.

Proceso ágil y flexible

Selección de talento en remoto

Si hay un procedimiento que, tras superar la reticencia inicial de mandos intermedios y superiores, también ha probado su efectividad aun teniéndose que hacer en remoto, son los procesos de selección. Algunas empresas –sobre todo multinacionales, siempre ávidas de abrir camino- ya habían demostrado como la Inteligencia Artificial simplificaba y agilizaba el reclutamiento de personal, haciendo un primer filtrado de los candidatos que se postulaban para una vacante de empleo a través de chatbots, por ejemplo. Sin embargo, ahora, en un periodo donde se ha impuesto la distancia de seguridad -entre otras medidas preventivas-, la digitalización parece haber llegado para quedarse. Así lo ponía de manifiesto, este mes de junio, una encuesta realizada por Hays, que revelaba cómo el 36% de las compañías aumentarán en el futuro el número de procesos de selección realizados 100% digital.


Podría interesarte: La digitalización de las empresas, a examen


Se trata de un procedimiento que ya solían llevar a cabo aquellas firmas más maduras en términos de digitalización o cuya plantilla estaba deslocalizada, pero que ahora, con unas empresas más adaptadas a la era digital en términos de infraestructuras, procesos y cultura, parece dibujarse como una tendencia a tener en cuenta. Tendencia, a su vez, que permite agilizar y flexibilizar el proceso de selección, además de reducir la cantidad de tiempo y recursos económicos y humanos destinados a él.

Onboarding a distancia

Otra de las tendencias que parece haber llegado para quedarse son los onboardings, o llegada de nuevos empleados a la compañía, 100% online, una metodología que, según la encuesta de Hays, se plantean mantener el 25% de empresas. Para Hays, tanto los procesos de selección como los de onboarding digitales suponen tres retos clave: evitar que los candidatos se incorporen en un silencio digital; transmitir la cultura corporativa con un buddy o tutor que acompañe al recién llegado y de welcome packs enviados al domicilio del empleado, y crear procesos de incorporación fácilmente replicables.

En cualquier caso, la digitalización de procesos es una tendencia al alza, por mucho que el informe ‘The Future of Human Resources: In the Know or in the No’ de KPGM señalara que previamente a la pandemia del COVID-19 solo el 40% de los responsables de RRHH contara con un plan de transformación digital. El 70% reconocía no obstante que se trataba de un cambio necesario, aunque enumeraba como frenos la falta de habilidades (51%) y recursos (43%). Un hándicap que, de incorporar perfiles como el de Especialista en Inteligencia Artificial, podría irse solventando de manera progresiva. Y es que, según un reciente estudio de LinkedIn, hoy en día se trata del puesto más demandado por las empresas.

¿Y tú, te has estrenado en materia de reclutamiento y onboarding digital a raíz del estado de alarma? ¿Ya lo practicabas con anterioridad?