¿Cómo debe ser el líder del futuro?

02/11/2021

Los profesionales que confiesan querer abandonar sus puestos de trabajo lo hacen forzados por una mala relación con sus superiores. No en vano, en un 80% de los casos, el engagement o la falta del mismo proviene de un buen o mal liderazgo. ¿Qué competencias necesita incorporar el líder del futuro?

Si hace ya tiempo que las empresas ponían el acento en el tipo de liderazgo a practicar en su propuesta como marca empleadora no solo para atraer, sino para fidelizar el mejor talento, la pandemia ha dejado todavía más claro que el liderazgo humanista, aquel centrado en las personas, es el que marca la diferencia. Aun así, un reciente estudio del Foro Económico Mundial, señalaba hace no mucho que un 86% de los empleados coinciden en la existencia de falta de liderazgo en sus organizaciones por parte de los directivos.

Áreas de mejora para los líderes

La capacidad resolutiva, la capacidad de adaptación y la resiliencia se perfilan como claves en el marco en que nos encontramos, pero a tenor de lo que revela a su vez la última Encuesta de talento, elaborada por Aon Hewitt, la falta de liderazgo es uno de los mayores desafíos al que se enfrentan las compañías actualmente, sobre todo en lo que respecta a algunas funciones naturales del líder. Así, la encuesta destaca cómo solo el 12% de los encuestados consideran a sus líderes eficaces en el cumplimiento de los objetivos de negocio y únicamente un 7% creen que cumplen con la fidelización de talento de la que se deberían ocupar.

¿Hay alguna otra competencia que debería desarrollar o perfeccionar el líder del futuro? La capacidad de adaptación, la proactividad, la comunicación, la formación y actualización constantes, la capacidad de buscar alternativas, la empatía, la coherencia, tener visión de futuro, dar valor al servicio o al producto que recibe, así como a las personas de quienes lo perciben, y no solo pedir, sino también dar a cuantos trabajan con él o ella, son algunas de estas competencias.

¿Están los managers preparados para un liderazgo humanista?

Aunque cada vez haya más funciones susceptibles de automatizarse, aquello que caracteriza a un buen líder es precisamente su cualidad de insustituible. ¿O es que la inteligencia emocional o la capacidad de aprender pueden ser encarnados por automatismos? Otro rasgo clave del líder del futuro que se hace especialmente palpable en el de tipo humanista es la capacidad de gestionar equipos y de favorecer el desarrollo de cada una de las personas que los componen. Les importa su crecimiento personal y profesional y por ello delegan en ellos, les forman, les escuchan y les aportan feedback de manera continua en torno a su desempeño.

Se trata de rasgos que deberán ponerse más en valor que nunca en esta nueva normalidad. Un reto para el que siete de cada diez líderes se sienten preparados, según un reciente estudio presentado hace justo un año en el marco de la II Jornada #MujeresyLiderazgo organizada por 50&50 Gender Leadership en colaboración con la CEOE.

Dicho estudio señala cómo el liderazgo humanista será el que se acabe imponiendo en las organizaciones, gracias a poner en valor competencias como la flexibilidad, la empatía, ser colaborativo y ejemplar, la claridad en sus comunicaciones, la resiliencia, dar sentido de propósito, la capacidad de reconocer y gestionar emociones. Todo ello en un contexto caracterizado por crisis inesperadas que también debe saber gestionar y por equipos diversos, globales y multidisciplinares con los que también debe ser capaz de colaborar.

¿Serías capaz de autoevaluarte para ver si cumples con la mayoría de estas competencias y valores?

Desde Cegos te ofrecemos la posibilidad de ir un paso más allá y desarrollar tu liderazgo más humanista con nuestra nueva solución Leader of the future.