Speed job dating y selección de talento

20/05/2019

Citas rápidas en las que reclutadores y candidatos disponen de entre tres y siete minutos para que surja el flechazo. El speed job dating es una tendencia que cada vez más empresas incorporan y que requiere ser concisos a la hora de definir el puesto a cubrir, publicar la oferta en el lugar idóneo y preseleccionar a los finalistas.

Las nuevas dinámicas en el seno de las compañías y la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) al plano laboral han provocado que la relación entre empleados y empleadores evolucione. Lo ha hecho en su forma de abordar su día a día y de enfocar las evaluaciones de desempeño y las posibles maneras de desarrollo, pero también en su forma de incorporar talento. La primera impresión es fundamental tanto para los reclutadores como para los candidatos potenciales, que cada vez más priorizan que las empresas hagan gala de unos valores que casen con los que a ellos les definen como personas.

Entevistas cara a cara

speed job datingUna de las fórmulas que favorece que reclutadores y candidatos compartan un cara a cara que despeje la incógnita durante la selección son las speed job datings que cada vez incorpora un mayor número de empresas. La fórmula bebe de las citas rápidas que suelen utilizarse para encontrar pareja y que tienen una duración de entre tres y siete minutos. En ellas, ambas partes deben mostrar lo mejor de sí mismas: los candidatos deben saberse a la perfección su currículum, estar preparados para cualquier tipo de pregunta y demostrar su capacidad resolutiva, así como exponer sus dudas sobre la compañía. Mientras, el seleccionador debe convertirse en embajador de la marca empleadora y agudizar su ingenio para observar cómo se desenvuelve el candidato ante cualquier situación, cómo se relaciona y cuáles son las competencias de las que dispone.

Otro rasgo que define a esta fórmula, más dinámica y distendida que las entrevistas al uso, es que suelen congregar al mismo número de candidatos y de reclutadores. Lo idóneo es que previamente los reclutadores lleven a cabo una preselección por teléfono o por videoconferencia para hacer una primera criba que les lleve a estar seguros de que finalmente convocan a los candidatos que mejor se adecúan al puesto ofertado. Cabe señalar que en esta fase previa a los candidatos ya se les habrá proporcionado una mínima información acerca de las funciones, horario y demás condiciones del puesto a cubrir, con lo que de llegar a esta fase la firma evita que el candidato tenga unas expectativas erróneas en torno a la oferta. Se simplifica así todo el proceso.

Canales adecuados para el speed job dating

La firma de moda Kiabi fue de las primeras en atreverse a llevar a cabo un proceso de speed job dating en España. Fue en 2016 en Barcelona, donde necesitaban preseleccionar 50 candidatos para que se incorporaran a la nueva tienda que abría en un centro comercial de la ciudad condal. Allí, varias personas mantuvieron entrevistas de cuatro minutos de duración con colaboradores de Kiabi. Los que encajaran mejor con los valores de la compañía tendrían posteriormente una entrevista más amplia en las instalaciones de Kiabi. Unos meses después el proceso tuvo lugar en Madrid, donde se congregaron 300 candidatos. De ellos, unos 150 pasaron a la segunda fase.

Sin lugar a dudas, agilizar y optimizar el proceso de selección son dos de las ventajas de las speed job dating llevadas al terreno de los RRHH, algo que no las exime de requerir una preparación previa. Desde Infojobs apuntan que, para que la fórmula sea lo más efectiva posible, los reclutadores deben...

  • Ser concisos a la hora de definir el puesto y los requisitos
  • Publicar la oferta en el lugar adecuado
  • Ser selectivo y contar con un buen plan de reclutamiento

Y tú, ¿estarías dispuesto a implementar un proceso de Speed Job Dating en la empresa?