Cegos ha digitalizado toda su actividad para mantener su liderazgo en el sector y ya está preparada para acciones presenciales. Ver más.

Cara y cruz del teletrabajo

13/07/2020

Gracias a la opción del teletrabajo, los empleados cumplen con dos de los factores mejor valorados por la fuerza laboral de nuestro país: la flexibilidad laboral y la conciliación.

El estado de alarma dictado a raíz de la pandemia del Covid-19 ha favorecido que la mayoría de compañías se hayan acogido al teletrabajo como fórmula de supervivencia. Con anterioridad, y según Eurostat, solo un 3% de españoles lo practicaba, aunque eran muchos los que lo pretendían. Ya el último informe Randstad Employer Brand Research, publicado en junio de 2019, ponía de manifiesto cómo la conciliación se consolidaba como factor clave a la hora de elegir una empresa para trabajar. Así lo señalaba el 55% de los 200.000 empleados procedentes de 32 países que conformaban la muestra. Por delante, solo figuraba el salario, la opción prioritaria para el 62% de los encuestados.

Mejores decisiones para un teletrabajo efectivo

teletrabajo

Coincidiendo con la última edición del Día Internacional de las Familias, el pasado 15 de mayo, Fundación Másfamilia incidía de nuevo en que la conciliación sigue siendo la palanca más efectiva para el bienestar de las familias. Por ello, instaba a las empresas a apostar por políticas de flexibilidad y teletrabajo, así como de apoyo a las familias. Lo hacía convencida de que el bienestar y la felicidad personal y laboral nos hace ser también más productivos en el trabajo, algo que por ejemplo se refleja en las decisiones que tomamos en nuestro entorno laboral.

A eso se refería hace apenas unas semanas Fujitsu, cuando decidió investigar acerca del impacto del teletrabajo en el bienestar de los trabajadores durante la crisis del Covid-19. El estudio, realizado entre el 2 y el 12 de abril, puso sobre la mesa cómo esta fórmula promueve una mayor seguridad en la toma de decisiones para el 68% de los empleados y cómo cerca de la mitad se sienten más empoderados, autónomos y confiados a la hora de trabajar. En sus conclusiones, la firma japonesa también destacó cómo para un 57% el teletrabajo favorecía una mayor cohesión del equipo y para un 71% también el orgullo de pertenencia a la empresa.

Riesgos y precauciones

Los empleados se saben más productivos teletrabajando. Al ahorrarse el traslado hasta su centro de trabajo, pueden ponerse a trabajar más temprano o incluso practicar deporte antes de empezar. Desde la intimidad del hogar, pueden concentrarse en una tarea a la vez, sin las típicas interrupciones que suceden en la oficina y haciendo uso de la tecnología y los medios digitales para llevar a cabo comunicaciones y reuniones claras y concisas. Sin embargo, deben seguir organizándose al principio de la jornada y fijarse un horario en el que cabrá incluir, por ejemplo, la pausa de la comida. Es importante que la jornada laboral empiece más o menos a la hora de siempre, pero lo es todavía más tener claro a qué hora debe concluir. Eso es clave a la hora de evitar, por ejemplo, horas extra. Y es que una de las consecuencias de trabajar al calor del hogar es dedicar tiempo de más al trabajo, tal y como recoge un reciente estudio de NordVPN Teams que señala que, en el actual contexto generalizado de teletrabajo, los empleados trabajan hasta un 38% más que antes de la pandemia.

En el caso de España, se traduce en dos horas extras diarias, algo que a la larga puede causar episodios de estrés, uno de los riesgos asociados a la sensación de no ser capaz de hacer una buena gestión del tiempo o a la necesidad –muchas veces autoimpuesta- de permanecer conectados y disponibles todo el día. Así lo señalaba este mes de mayo la encuesta de bienestar de Cigna, el “360 Wellbeing Survey 2019", que afirmaba que el 71% de los españoles sufre estrés, el 57% ha notado que algún compañero lo padece y el 60% afirma seguir la ‘cultura del siempre conectado’.