La digitalización de las empresas, a examen

05/08/2020

Un reciente estudio del Banco Europeo de Inversiones sitúa el de digitalización de las empresas españolas por encima de la media europea. ¿En qué tecnologías y aspectos destaca y qué papel juegan las personas en este proceso?

Parece claro que tras la crisis sanitaria vivida a escala mundial en los últimos meses, pocas cosas permanecerán como antes. Nada será lo mismo. En el mercado laboral tampoco: nuevas formas de trabajar y de comunicarse, incluso de seleccionar y fidelizar el talento, al margen de la consiguiente digitalización de procesos, algo imprescindible si tenemos en cuenta que en torno al 30% de los empleados españoles se han visto abocados al trabajo remoto a raíz de la pandemia del COVID-19, según revela un reciente estudio de CaixaBank Research.

Adaptación al cambio

digitalización de las empresas

En este escenario tan cambiante, la adaptación al cambio y la innovación se convierten en elementos imprescindibles para el 27% y el 19% de los 5.000 ejecutivos encuestados por la consultora Grant Thornton para su estudio International Business Report centrado en liderazgo. Otras competencias claves para el liderazgo de cara a  2030 son, según los participantes en el estudio, el coraje para enfrentarse al riesgo (14%), las dotes efectivas de dirección (13%), dirigir con un propósito (6%) y la resiliencia, la colaboración entre negocios de distintos sectores, habilidades directivas y el foco en los resultados (5%).

En el estudio también participaron 400 ejecutivos españoles, quienes preguntados sobre qué fenómenos serán los más disruptivos a la hora de elegir a los líderes empresariales en 2030, el 66% de ellos respondieron que la digitalización, seguida de la globalización (50%) y la automatización (48%). De hecho, la digitalización es un hecho que preocupa de manera similar a los directivos del resto del mundo, en un 48% de los casos.

Digitalización de las empresas y personas

El interés por la digitalización de los ejecutivos españoles no solo se reduce a una mera intención, sino que es un hecho. Así lo afirma el estudio “¿Quién está preparado para la nueva era digital? Evidencias de la encuesta de inversión del BEI”, publicado en mayo por el Banco Europeo de Inversiones, que sitúa el nivel de digitalización de la empresa española por encima de la media europea, sobre todo en lo que respecta al Big Data, los drones, el IoT y la realidad virtual.

Otro informe, esta vez de Wyser, revelaba también hace pocas semanas qué tendencias digitales están consolidándose en las empresas españolas, así como qué papel jugaba el departamento de RRHH en el proceso de transformación. El informe, titulado “Digital Trends”, ponía de relieve cómo el 59% de los encuestados otorgan especial importancia a la transformación digital, una transformación liderada para la mayoría por tecnologías como el Big Data o la Inteligencia Artificial. Wyser también revelaba en su estudio cómo para el 20% de los profesionales el nivel de digitalización de su empresa era notable, mientras que el 24% consideraba que su compañía se encontraba actualizada también de manera notable en lo que respecta a nuevas tecnologías.

Ahora bien, ¿qué papel deben jugar las personas en estos procesos de digitalización? El 72% de encuestados por Wyser las consideran como la variable con más importancia a la hora de liderar los procesos de transformación tan profundos, así como para poder adaptarse a los cambios que se producen en el entorno. Todo ello, a pesar de que solo el 4% opinan que el área de RRHH está implicada al máximo en la transformación del negocio. Es por ello que desde Wyser instan a los líderes empresariales “a contar con profesionales adecuados en el equipo, que ejerzan como motor de esa transformación, así como invertir en formación, assessment y desarrollo, tres de los factores clave para acometer con éxito el proceso de transformación digital de una compañía”.