La conciliación, reto en materia laboral

Ocho de cada diez familias de nuestro país describen como insuficientes las medidas de conciliación, una percepción que hace que la satisfacción del empleado se resienta. ¿Qué reto supone este escenario para la empresa?

Es un hecho contrastado que cada vez más empresas se preocupan por ofrecer a sus trabajadores experiencias como empleado gratificantes que conecten tanto con su yo profesional como con su yo personal. Además de empoderarles en su trabajo, cabe procurarles un entorno y condiciones laborales que satisfagan sus expectativas. Solo así pueden asegurarse unos empleados motivados y comprometidos que dan lo mejor de sí mismos cada día.

Horarios racionales

conciliación laboral

Ahora bien, ¿qué factor es el que más incide en la felicidad laboral de los españoles? Según la VIII Encuesta Adecco La felicidad en el trabajo”, realizada entre más de 3.500 empleados españoles y hecha pública el pasado mes de enero, es la conciliación, la cual obtiene una puntuación de 8,22 sobre 10 en el ranking de elementos que influyen en esa plenitud laboral. Cabe señalar que disfrutar de un horario que permita conciliar vida personal y profesional alcanza el primer puesto de la clasificación por primera vez en ocho años.

A tenor de otra encuesta realizada este mes de marzo, Adecco ponía de relieve que dos de cada tres empleados españoles (un 68% del total) tiene problemas para conciliar. Si esta cuestión se reduce solo a mujeres con hijos u otras cargas familiares, el porcentaje se eleva hasta el 81% de la muestra. De los encuestados, solo un 27% del total reconoce haberse acogido a alguna medida de conciliación facilitada por la propia empresa, pero lo que más llama la atención es que, del 73% restante más de la mitad no puede hacerlo porque la compañía no les ofrece ninguna alternativa para alcanzar el equilibrio.

Descontento generalizado

De los que sí se acogen a medidas de conciliación laboral, un 42% se acoge a horarios flexibles de entrada y salida; un 30% disfruta de días de libre disposición, de asuntos propios o vacaciones para asuntos personales; un 14% usa permisos especiales para acompañar a familiares al médico; un 7% piden reducción de jornada por paternidad o maternidad, y un 6% tiene opción a teletrabajo.

Pese a estas medidas que van asomándose tímidamente al escenario laboral, lo cierto es que la percepción de las familias españolas no es para nada halagüeña. Y no lo es porque, según el I Estudio sobre conciliación y familia de la parafarmacéutica Suavinex, casi 9 de cada 10 familias encuestadas (86%) considera que no son suficientes. El estudio cita asimismo cuáles son los cuatro principales inconvenientes para conciliar: los horarios de trabajo (para el 83%), la falta de ayudas económicas (65%) o de apoyo de las administraciones públicas (49%) y la falta de recursos económicos y los bajos salarios (44%).

Posibles medidas para la conciliación laboral

Lo cierto es que, aunque la mentalidad de las empresas va virando paulatinamente hacia una mayor conciliación, son todavía demasiados los empleados que realizan más horas de las que estipulan sus contratos laborales. Así, los datos reflejados en la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2018 muestran que 797.000 trabajadores españoles realizan horas extra en sus trabajos. El 48% declara no cobrarlas.

Con este escenario como telón de fondo, Fundación Másfamilia sugiere cuatro medidas para fomentar la conciliación en el seno de la empresa.

  1. Horario flexible, que junto con el teletrabajo, para la fundación “son medidas que llegan a la mayoría de la plantilla y requieren de poca inversión”. Acompañarlas de un trabajo por objetivos sería la mejor solución.
  2. Beneficios sociales “que permitan a los empleados optimizar su salario”, tales como ticket restaurante, seguro médico, cheques guardería o tarjetas de transporte.
  3. Formación y tiempo libre. Desde Másfamilia sugieren “ofrecer al empleado cursos de formación en horario laboral para que siga adquiriendo conocimientos y adaptándose a las exigencias del mercado, así como actividades de ocio para generar un clima laboral agradable y que se fomenten los lazos de unión”.
  4. Salud, vehiculizada a través de “medidas muy diversas que van desde organizar cursos para dejar de fumar a incorporar una oferta saludable en el comedor de la empresa, pasando por proponer talleres para gestionar el estrés o gimnasia para corregir posturas.